Del joropo a la ópera rock

Ezequiel David Chacón Blanco de 12 años, es caraqueño y tiene casi una década desarrollando actividades en el mundo de la música y danza, acompañado de sus padres. Cuenta con una mezcla de conocimientos y diversidad inmensa -tomando en cuenta su corta edad-, que lo convierten en todo un personaje. 

 
¿Qué influencia han tenido en ti las actividades culturales que desarrollan tus padres?

Me ha influenciado muchísimo que mis padres estén en el medio cultural: mi papá es músico y mi mamá, además de educadora, es bailadora y Licenciada de Danza Tradicional Venezolana. Desde muy pequeño me recuerdo en una sala de ensayo o estudio de grabación; eso me ha despertado el interés por este ambiente, las ganas de aprender a tocar un instrumento como el violín y me ha llevado a querer cantar y bailar.  

 

¿A qué edad inicias tus clases de música y danza?

Yo empecé a estudiar música como desde los 3 años. A los 3 tuve mi primer violín y entré en el núcleo de Chacao, con mi profesora Isaura, quien me enseñó las bases, a aprender a agarrar el arco y lo esencial del instrumento, para después iniciar a leer partituras y tocar cosas más complejas. No estuve en clases de danza desde pequeño, pero fui incluido en la agrupación de Danzas Caramba, donde baila mi mamá, participando como Diablo de El Callao, Mono, Zaragoza… y de esa forma empecé a conocer las danzas tradicionales venezolanas. Años después, inicié clases con los Pioneros del Llano (joropo llanero), donde tuve un gran aprendizaje y viví muy buenas experiencias como bailador y artista. Asimismo, en ocasiones apoyo al grupo Tradiciones bailando joropo. 

 

¿Qué instrumentos tocas?

Realmente el instrumento que domino es el violín, y manejo un poco la percusión. En Cadafe tomé clases con el profesor William Marcos y con él logré aprender bastante,  además de tocar desde muy pequeño la tambora de gaita en la agrupación Los Cóndores, que dirigía mi papá, contando con el apoyo de mis 2 padrinos: Ezequiel Hernández y Carlos Chacón. Cuando me inicié con Los Cóndores no sabía nada, pero fui copiando sus movimientos y aprendiendo, poco a poco. También en Cadafe tomé clases de cuatro con el profesor Merlyn Briceño, pero no lo domino, aunque lo sigo practicando de manera autodidáctica, viendo tutoriales en YouTube. 

Me gustaría aprender a tocar el contrabajo y el clarinete, pues me llaman mucho la atención.  

 

¿Recuerdas la primera vez que estuviste en tarima o que saliste en televisión?

Específicamente, no me acuerdo la primera vez que me monté en tarima, pero siempre acompañaba a mi papá en sus presentaciones, tocando maracas, la güira, o cualquier instrumento de percusión menor. Y como a los 4 años me presenté con el núcleo de Chacao; recuerdo que la primera canción que toqué fue “Estrellita”, y nos disfrazaron. 

La primera vez que salí en televisión fue con Los Cóndores, cantando el Ferry. También bailando con Los Pioneros del Llano, en una cumbre de Presidentes de Estado en Margarita, en Maracay, y en otros eventos bailando joropo. Igualmente en un programa especial de navidad, con la agrupación Trompo Enrollado (grupo infantil de gaitas). 

 

¿Qué prefieres, tocar, cantar o bailar?

Yo prefiero mil veces tocar un instrumento, porque esa es, literalmente, mi vida: tocar con la orquesta el violín. Me gusta mucho cantar, es mi hobby, pero disfruto más tocar. Bailar no es mi actividad favorita, no lo tomaría como empleo, pero sí lo disfruto, en especial el joropo, que es lo que más manejo porque estuve muchos años practicándolo. 

 

¿Qué música disfrutas?

Disfruto muchos géneros musicales. Me gusta escuchar rock, pero no “escandaloso”, porque siento que no se aprecian los arreglos musicales; mi favorito es la ópera rock, como Queen, es lo que más escucho. También disfruto el pop y la música tradicional venezolana, porque no es una música que aburre. Yo he sacado una cuenta, mentalmente, escuchando varios géneros de otros países, y siento que es lo mismo todo, pero en realidad aquí en Venezuela tenemos mucha riqueza musical. 

 

¿Crees que serás músico o bailarín/bailador? Si no, ¿qué quisieras ser?

Quisiera ser músico. Quiero poder tocar en orquestas, y tener la oportunidad de tocar con Yanni (Chryssomallis) en un concierto; es una meta que quiero lograr y creo que lo puedo hacer si sigo estudiando. También ser profesor de música y ejecutante profesional, con una carrera. Otra cosa que me gusta es la cocina, quizás ser chef. 

YA HAS ESTADO ANTES EN ESTUDIOS DE GRABACIÓN Y AHORA TRABAJAS EN UNA PRODUCCIÓN MUSICAL PROPIA. ¿QUÉ GÉNEROS INCLUIRÁ?

Sí, he estado miles de veces en estudios de grabación. Mi papá tenía un estudio y yo lo apoyé muchas veces en varias producciones, haciendo coros o acompañamiento con algún instrumento. Después grabé el disco de Trompo Enrollado en el 2017, y con Mi Juguete es Canción, aunque no tuve la oportunidad de participar en su disco, apoyé a su productora, Andrea Paola, en algunas grabaciones. Actualmente, estoy grabando mi primer disco. Apenas estamos comenzando (su papá y él). Llevamos un aguinaldo y una gaita… supongo que será bastante variado, pero aún no sé cuántas canciones va a tener. 

 

SI TUVIERAS QUE ESCOGER UNA CANCIÓN FAVORITA, ¿CUÁL SERÍA Y POR QUÉ?

Tengo muchas canciones favoritas porque me encanta escuchar música variada, pero mi preferida es Somebody to Love, de Queen, porque siento que es una de las canciones con uno de los mejores arreglos vocales y, según mi opinión, una de las mejores que existe en el mundo. Otra que me gusta mucho, que la he tocado con la orquesta y creo que es muy buena y bonita, se llama Pomp and Circumstance, de Edward Elgar, un compositor inglés. 

 

Ezequiel ya viene con una maleta cargada de información de todos los colores, que estamos seguros le servirán para continuar su desarrollo con éxito. Seguiremos atentos para seguir la bonita senda que viene construyendo.

No Comments

Deja un comentario